Dom. Nov 28th, 2021
    Como aplicar el aceite de coco en el pelo

    Karité 100% extr…

    Hay pocos ingredientes para el cuidado del cabello que sean más apreciados que el aceite de coco. Utilizado durante siglos como ingrediente principal, este aceite espeso y mantecoso tiene un impresionante currículum de beneficios naturales para la belleza, tanto para el cabello como para el cuero cabelludo. A continuación, te explicamos por qué el aceite de coco es tan nutritivo para el cabello y cómo aplicarlo exactamente para obtener los máximos beneficios.

    Hay varias razones por las que el aceite de coco es el rey del cuidado del cabello. En primer lugar, es súper hidratante para las hebras: Como el aceite de coco tiene un peso molecular bajo, puede penetrar fácilmente en el tallo del cabello y absorberlo mejor que otros aceites comunes. Junto con su alto contenido natural de humedad, el aceite de coco puede acondicionar eficazmente las hebras (en lugar de sentarse encima de ellas).  También puede ayudar al cabello a retener las proteínas: Dado que el tipo específico de ácido graso del aceite de coco atrae a las proteínas (se llama «ácido láurico», según el famoso estilista Nick Stenson, director artístico de Matrix), las hebras pueden retener mejor esas proteínas cuando están recubiertas de coco. Es decir, el aceite es un tratamiento muy eficaz para el cuidado del cabello.

    Sheamoist… 100% coco virgen extra…

    Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.

    Si buscas un pelo suave y brillante, puedes probar a coger un bote de aceite de coco. Este aceite natural es adecuado para casi todos los tipos de cabello y está repleto de ácidos grasos que son buenos para la piel y el cabello.

    Un cabello sano depende de las proteínas. Sin embargo, los productos químicos y las actividades cotidianas pueden dañar las proteínas de tu cabello. Los tintes, la decoloración, los champús y los productos de peinado pueden causar estragos en el cabello. Entonces, ¿qué puedes hacer?

    En un informe de 2015, los investigadores revisaron varios estudios que probaban los efectos de los aceites vegetales en el cabello humano. Los autores observaron que el aceite de coco tenía una gran similitud con las proteínas del cabello y una capacidad única para penetrar en el tallo capilar. Esta penetración es esencial para limitar la cantidad de agua que se absorbe en el cabello, un factor clave en el daño diario del cabello.

    ¿puedo usar aceite de coco en mi cabello todos los días?

    En Lucy Bee somos partidarios de lo sencillo, lo natural y lo orgánico. Creemos que es importante utilizar productos e ingredientes que sean seguros para la piel y el cuero cabelludo. El uso de aceite de coco orgánico y natural en el cabello es una fantástica mascarilla, suero y aceite. También incluimos el aceite de coco en algunos de nuestros productos para el cuidado de la piel y el cuerpo.

    Orgánico, extra virgen o virgen es lo que debes buscar al comprar aceite de coco. Una ventaja añadida, y muy importante, es comprobar si se trata de un producto de comercio justo, lo que significa que estás haciendo una mejor elección en cuanto a la forma en que se ha producido el aceite de coco.

    El aceite de coco es el primer aceite vegetal utilizado por la humanidad. Se obtiene de los frutos maduros de los cocoteros. Es espeso y semisólido, por lo que hay que calentarlo antes de utilizarlo para el cabello y la piel. Basta con frotarlo en la palma de las manos antes de aplicarlo. También se consume como aceite de cocina y en golosinas y pasteles crudos. El aceite de coco es muy versátil.

    Cepíllate el pelo y luego calienta el aceite de coco en las palmas de las manos, verás que el aceite de coco rinde mucho, así que no necesitarás mucho. Aplícalo sobre el cuero cabelludo y el cabello. También puedes masajear el cuero cabelludo y las raíces para un tratamiento más profundo; esto es recomendable y, si quieres un mimo extra, déjalo actuar el mayor tiempo posible o toda la noche y lávalo por la mañana con champú.

    Terapia de seda biosilk de acabado…

    Para beneficiarse de todas las maravillosas ventajas del aceite de coco, asegúrese de saber cómo utilizarlo correctamente antes de lanzarse a por todas. Cuando se trata de todos los llamados aceites multitarea del mercado, no hay muchos aceites que se puedan comparar con las muchas aplicaciones posibles del aceite de coco. Puedes utilizar el aceite de coco nutritivo para el cabello seco o como aceite hidratante para la piel y el cuerpo, e incluso puedes utilizarlo para desmaquillarte.

    El aceite de coco es la fuente natural más rica en ácidos grasos de cadena media (AGCM), que son totalmente esenciales y nutritivos para el organismo. Los AGCM contribuyen a una absorción más eficaz de los nutrientes importantes en el cabello, la piel y el cuerpo.

    El aceite de coco para el cabello tiene un alto contenido o ácido láurico, que se encuentra de forma natural en la leche materna y contribuye a la salud hormonal y celular. La grasa natural de cadena media en el aceite de coco hace posible que el aceite penetre en el cabello de una manera que otros aceites no pueden. Por eso, muchas personas encuentran que el aceite de coco proporciona resultados relativamente rápidos cuando, por ejemplo, lo utilizan para las puntas del cabello seco o la piel seca y sensible.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad